martes, 12 de enero de 2010



Tengo el placer de invitarlos a la presentación
del número 112-113 de la revista literaria

Blanco Móvil
con la participación de
Eduardo Mosches (director de la revista)
Odette Alonso (compiladora del número)
Autores y autoras colaboradores del mismo

viernes 15 de enero, 7 pm
librería + cafetería + foro cultural Voces en Tinta
Niza 23 A, entre Reforma y Hamburgo
Zona Rosa, México DF

4 comentarios:

litaperezcaceres.blogspot.com dijo...

Querida Odette, estoy muy feliz de volver a tener acceso al parque, que ya se me hizo costumbre pasear entre su flora y su fauna. Con respecto al interesante comentario sobre la normalidad, debo decirte que siempre me pregunté cuándo la homosexualidad se convirtió en pecado y en sinónimo de anormalidad. Los prejuicios existen y seguirán existiendo y los hombres y las mujers rechazamos por instinto lo que escapa al rasero universal auqnue luego nos percatemos que somo los "normales" los menos. Yo he trabajado siempre con compañeros gays y lo que sentía, muchas veces, era envidia, porqeu ellos tenían esa doble sensibilidad, esa intuición tan natural entre mujeres. Además tenían la fuerza y el coraje y otras virtudes "Masculinas". Luego de ver El secreto de la montaña, me pareció tan tierno y tan lógico ese sentimiento entre dos hombres, que nunca más dudé de que son tan iguales a nosotros como los que cumplen con los preceptos católicos y otras yerbas.
Otra cosa, me sentí muy orgullosa al ver que en Paraguay lee 1 persona el Parqeu del Ajedréz ¿Seré yo? Un abrazo, Lita.

el goty dijo...

mi niña, no vale la pena, como ya te dije en reiteradas ocasiones, convencer a un ignorante con argumentos, en fin, te acuerdas de Orlando Ferrand, alumno de mi mama y miembro de cuanto taller literario existia en santiago?; el esta en NY hace mas de 18 años y publica como poeta y ensayista en ingles y español, yo tengo el honor de ser quien lo forjo en el ejercicio del cuerpo y de la mente y hace como dos años nos reencontramos, con una alegria increible; mejor le soltamos al mamon comentarista a elque, sin poner en duda lo afilada y "anormal por gay" palabras", la de el no solo tiene filo ,de los dos lados sino que trae corriente electrica ademas, creeme a mi me da miedo a veces por lo cortante y acertivo que es. Te voy a dejar con una revelacion mi querida, como diletante y estudioso que soy de la mitologia griega, si hubiera tenido la posibilidad de escoger donde y cuando nacer, el periodo de oro del helenismo estaria totalmente jodido con mi presencia, creeme!! un abrazo y cuidate que el mundo necesita "anormales" como tu para ser un poquito mas sensible y amoroso; un beso. goty.

:-) dijo...

por que me pilla muy lejos (puertollano, ciudad real, españa,) que si no voy.

Anónimo dijo...

recomiendo este excelente texto.

Sin embargo, hay que joderse y escuchar como califica de “estéril” Teresa Melo a esa carrera virtual en donde cubanos libres y sin ataduras a peleles de turno (léase: directores provinciales de cultura de turno, presidentes de la Cámara cubana del libro de turno, presidentes provinciales y nacionales de la UNEAC de turno) escriben su visión del asunto Cuba. Su pecado parece ser que ellos no dependen de la aprobación del gobierno para que otorguen a sus blogs los permisos de salida del país físico de Melo. Ese país al que legítimamente siempre quiere ella volver para rescatar al Malecón y al Carlos Marx de las tormentas -si hay arrogancia y virtualidad mayor que venga un funcionario y me la explique bajo doctrina materialista, por favor.

La lucha que gracias a las nuevas tecnologías se ha desatado en la red, inquieta cada vez más a quienes temen perder privilegio y posición en las instituciones culturales y políticas cubanas. Un gran y constante pataleo se ha iniciado en contra de los pensadores del espacio, los que han demostrado (especialmente en el caso de Sánchez que se encuentra delimitada por la maldita circunstancia del agua por todas partes) que la libertad es un estado de conciencia de dignidad, de arrojo. El mismo arrojo que hizo llevar a los grandes hombres del XIX a la consolidación de una nación que nacía en la escritura del exilio (basten Heredia y Martí como ejemplo) la que se materializaría después en la sangre de los mambises.

http://denuevayorkamatanzas.blogspot.com/